página personal > blog
Menú principal
DERECHO Y NUEVAS TECNOLOGÍAS... CON UN PUNTO INFORMAL


lunes, 21 de julio de 2008

Intellectuelle

En su reunión del pasado 18 de junio, el Consejo de Ministros francés aprobó el "Proyecto de Ley para favorecer la difusión y la protección de la creación en Internet". Eufemístico nombre para una norma que, simple y llanamente, busca acabar con la piratería digital. ¿Cómo? De una forma tan perversa como imaginativa: cortando a los usuarios la conexión a Internet. El razonamiento no puede ser más brillante: muerto el perro, se acabó la rabia. Vivir para ver...

Vamos a tirar de estereotipos. Tenemos a Pierre, vecino del bohemio Montmartre especialmente diestro en el arte del eMule. Siempre a la última en música y películas, nuestro pícaro amigo recibe un correo electrónico de algo llamado "Alta Autoridad para la difusión de obras y protección de derechos en Internet" (ojito con el nombre), donde le explican que eso de compartir contenidos protegidos está muy mal. El 70% de los internautas, ante semejante tesitura, desistalan el eMule y rezan porque no les venga a visitar la SACEM (léase, SGAE). No obstante, Pierre es un valiente (léase, insensato) y sigue bajándose archivos MP3 y AVI a espuertas. Y claro, la "Alta Autoridad" le envía una segunda misiva, en este caso por correo certificado. Una carta como esa provoca que el 95% de los usuarios le pongan una docena de velas a San Judas Tadeo, pero nuestro Pierre en un alarde de heroicidad (léase, necedad) se mantiene en sus trece. Y un buen día, ¡plof! Internet deja de funcionar, le meten unos meses en una lista negra y
entretanto ni Orange, ni Neuf, ni ningún otro ISP le permiten conectarse. Ea.

Cambien "Pierre" por "Manolo", "Montmartre" por "Malasaña", "Alta Autoridad" por "Agencia de lo que sea" y "Neuf" por "Telefónica", y ya tenemos el caso extrapolado a nuestras fronteras. ¿Se imaginan la cantidad de dinero que se ahorrarían Promusicae, SGAE y compañía en demandas? Papá Estado se ocupa de velar por sus intereses, mientras les da la paga en forma de canon, y de paso les concede alguna que otra ayudita para fomentar la "descarga legal" de contenidos en Internet. Apasionante, ¿verdad?

He dicho muchas veces, y lo mantengo, que estoy a favor de que los autores reciban un justo premio por su creación artística. Pero no prerrogativas en exclusiva. Discográficas felices, ex-gratia del gobierno de turno, y ciudadanos haciendo cola en los tribunales para defender sus derechos. De locos.

:: Blog :: ¿Copia privada?

1 comentario:

Marcos Judel dijo...

¡Bravo! (léase genial).

Publicar un comentario

 
José Leandro Núñez García 2005-2011 - Bajo licencia Creative Commons BY-SA
Curriculum Blog Contacto